Usos potenciales

Cobertura, pastoreo, banco de proteína y abono verde.

El KUDZU es una leguminosa perenne, vigorosa y crece formando bejucos hasta de 5 metros de largo, se lo puede identificar fácilmente por su exuberancia ya que se encuentra cubriendo arbustos y trepando a los árboles. Se ha adaptado bien a la zona húmeda del norte de Santa Cruz especialmente en Yapacaní donde ha tenido gran difusión, constituyendo un recurso forrajero de importancia. Las principales características de su cultivo son las siguientes:

- Está recomendado para las zonas húmedas del trópico que tengan una precipitación anual mayor a 1.500 mm, no resiste a las sequías prolongadas de más de 4 meses.

- Puede crecer en todo tipo de suelos, incluso en suelos pesados y tolera la acidez, asimismo se puede sembrar en suelos de poca fertilidad, otra característica reconocida a esta forrajera es su resistencia a las condiciones húmedas de los suelos, haciéndola tolerante a las inundaciones de corta duración.

- Es la más vigorosa de las leguminosas tropicales, tiene gran capacidad de crecimiento que le permite ahogar a las malezas incluso arbustos. Sin embargo, tiene un crecimiento inicial lento hasta los cuatro meses de edad.

El KUDZU, es apetecido por el ganado y produce un forraje de CALIDAD RICA EN PROTEINAS Y MINERALES, cuando los animales se alimentan en potreros de KUDZU, se puede observar que ellos se mantienen en buen estado de carnes, asímismo mantienen una buena producción de leche.

- Siempre se lo ha sembrado en cultivo puro, pero se puede sembrar en asociación con Andropogon, las guineas en general y también con el Yaraguá, en los que se ha observado una buena combinación; en la zona de Yapacaní se ha utilizado el KUDZU, en la recuperación de potreros viejos de Brachiaria decumbens, sembrando en franjas de 2 metros con excelentes resultados; las ventajas de estas asociaciones son:

* Elevadas producciones de forraje;

* El buen valor nutritivo;

* Y la gustocidad para el ganado, que se manifiestan en un aumento de la producción de carne y leche de los animales.

- Produce gran cantidad de forraje por superficie, por este motivo constituye una buena alternativa para la alimentación del ganado durante la época seca, la forma de utilización más conocida es el pastoreo directo, tratando de no sobrepastorear. Del KU DZU, se puede hacer heno (forraje secado al sol), se tiene experiencias de que de esta forrajera se obtiene un heno de buena calidad.

- Cuando se siembra en cultivo puro, se necesita de 5 a 6 kg de semilla SEFO para sembrar una hectárea; cuando se siembran en mezcla con otras gramíneas o cuando se trata de siembras para recuperación de potreros se recomienda de 3 a 4 kg de semilla por hectárea.